Patatas guisadas con costillas adobadas

No sabía qué receta publicar y mi chico me lo puso muy fácil: «¡Porfiiii, haz patatas con costillas!». Después Clari me dijo que le había robado su siguiente receta pero como hubiera sido la misma, porque es la heredada de mi madre, da un poco igual. Ahora tendrá que pensar otra 😉

Es un plato que está riquísimo, es muy sencillo, manchas poquísimo y para estos días que hace frío es perfecto. Ten a mano un buen trozo de pan porque la salsa ¡¡está de locura!!

Ingredientes

Para 4 personas o si eres de repetir y es plato único como ocurre en mi casa sólo para 2 😛 :
3 dientes de ajo
1 cebolla (unos 140 g)
1 pimiento verde (unos 100 g)
1 zanahoria (unos 80 g)
500 g de costillas de cerdo adobadas
1 vaso de vino blanco (200 ml)
800 g de patatas, son más o menos 3 patatas grandes
1,3 L de agua
2 hojas de laurel
una hebra de azafrán
sal
aceite de oliva

Utensilios

Cuchillo
Tabla de cortar
Olla suficientemente grande para que te quepa todo

Paso a paso

1. Antes de nada vamos a picar el ajo y la cebolla. También lavamos el pimiento y lo cortamos en trocitos. Yo prefiero que todo este bastante picadito porque si son muy grandes los trozos acabo apartándolos…
2. Ponemos la olla en el fuego y echamos 3 cucharadas de aceite de oliva. Ponemos el fuego a potencia 4/9 y echamos primero el ajito para que se dore. Lo dejamos 2 minutos y echamos el resto de verduras que hemos picado y una pizca de sal. Dejamos que se vaya sofriendo todo junto 10 minutos. Remueve de vez en cuando. No tengas prisa en este paso. Una de las cosas más importantes para que salga un buen guiso es un buen sofrito.
3. Mientras se va haciendo el sofrito vamos pelando las patatas y la zanahoria. Recuerda lavarlas con agua siempre después para quitarles los restos de tierra. Cortamos la zanahoria en rodajitas.
4. Echamos las costillas y las dejamos 5 minutos moviéndolas de vez en cuando, no se vayan a pegar…
5. Añadimos la zanahoria cortada. La echamos ahora y no las patatas porque la zanahoria tarda un poco más en cocerse y así evitamos que se quede dura.
6. Después rehogar la zanahoria durante un par de minutos, añadimos el vaso de vino.  Dejamos que se evapore durante 10 minutos.
7. Añadimos las patatas chascándolas. Las dejamos 5 minutos impregnándose del sabor y añadimos el agua, las 2 hojas de laurel, el azafrán y un puñado de sal. Como las costillas ya están adobadas no te pases con la sal, luego se puede corregir 🙂
8. Subimos el fuego para que cueza a 6/9, no tiene que cocer muy fuerte. Yo bajé el fuego a 5/9 una vez que empezó a hervir. Lo dejamos 30 minutos. Cuando queden 5 minutos para finalizar el tiempo de cocción prueba la salsa por si tienes que corregir la sal. Y antes de apagar el fuego saca una patata y comprueba que esté en su punto.

Un consejito: A mi chico le gusta la salsa clarita, sin espesar, porque le chifla mojar pan. Pero como yo la prefiero más densa, aplasto con el tenedor una patata en mi plato y ¡listo! ¡A disfrutar! 🙂

Anuncios

Un comentario sobre “Patatas guisadas con costillas adobadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s