Duelos y quebrantos

Los últimos 3 meses hemos fallado a nuestras compis del reto Typical Spanish y nos disculpamos 😦 A las tres nos gusta juntarnos para hacer las recetas de los retos y ha sido bastante complicado estos meses. Tanto es así que esta receta la hacemos por separado: cada una la suya en su casa. Por eso hay 3 fotos aunque sea una sola receta.

Logolibros1

Como el día 23 de este mes es el Día del Libro nos proponen desde Typical Spanish el reto #entrelibrosandaelguiso. Debíamos elegir un libro en el que apareciese un plato que pudiéramos cocinar y, como este año es el IV Centenario de la Muerte de Cervantes, nos hemos decidido por un plato de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha: los duelos y quebrantos.

duelos
¡Mirad qué preciosidad! Entrad en la Biblioteca Nacional

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda

No está muy claro el origen de este plato. Nosotras os contamos una de las posibles explicaciones. Cuando Cervantes escribió El Quijote, en 1.605, en Castilla no se podía comer carne los sábados, pero se hacía la vista gorda con las asaduras. De esta manera utilizaban vísceras para hacer un revuelto con huevos. Aunque ha llegado hasta nosotros la receta con sesos, es más popular la que lleva chorizo, jamón y panceta de cerdo. Y como no nos gustan los sesos, esta última es la que os presentamos.

Ingredientes

Para 2 personas:
Una cucharada de aceite de oliva
150 g de chorizo
100 g de panceta
100 g de jamón serrano
4 huevos L

Utensilios

Tabla y cuchillo para cortar
Sartén
Cuchara de madera para remover

Paso a paso

1. Cortamos en trocitos el chorizo, el jamón y el tocino.
2. Echamos una cucharada de aceite en una sartén y ponemos el fuego a 6/9.
3. Cuando el fuego este caliente, pero siempre antes de que humee, echamos todos los taquitos que hemos cortado antes.
4. Cuando estén hechos, cascamos los huevos en la sartén y removemos todo, rompiendo las yemas de los huevos.
5. Cuando el huevo esté a nuestro gusto (más o menos cuajado) lo retiramos del fuego y ¡listo!

Un consejito: Prepara un vasito de vino y un trocito de pan y ¡a disfrutar!

 

Anuncios

26 comentarios sobre “Duelos y quebrantos

    1. Jejejejeje, creo que muchas hemos pensado en el Quijote por ser el IV centenario de la muerte de Cervantes y como además el plato es sencillo y rico, lo hacía perfecto para la ocasión. Un beso

      Me gusta

  1. Hace tiempo que no veía esta receta. En casa se hacía en esos interminables días de invierno en la cocina a leña para la merienda. Ahora ya sé cual es su nombre. Un abrazo para cada una de vosotras.

    Le gusta a 1 persona

  2. Que gran libro y que sabrosa receta!!! Yo los hice el año pasado y nos encantaron a todos. Os han quedado a las tres de categoría….
    Buen consejo el del vino y el pan!!
    Un bst.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s