Bizcocho 123

Supongo que muchos ya conoceréis el bizcocho 123, sencillo y delicioso. La receta usa como medidor un vaso de yogur, pero se puede usar cualquier otro recipiente mientras se mantengan las proporciones. A mi chico le gustaba mucho preparar este bizcocho, así que tenemos guardado un vaso vacío de yogur para poder repetirla siempre que queramos, jejeje.

En esta entrada además de explicar esta clásica receta, os voy a poner la versión baja en histamina. Como ha dicho mi hermana mayor, ahora tenemos que adaptar la alimentación familiar a un nuevo tipo de cocina, así que estamos experimentando entre todas. La primera adaptación de este bizcocho la hizo mi madre y le quedó deliciosa. Sin embargo, ésta es mi propia adaptación de una receta sencilla sin que suponga ningún tipo de complicación adicional. ¡¡Espero que la disfrutéis tanto como nosotras!!

Ingredientes

Receta clásica: Receta baja en histamina:
1 yogur natural 1 vaso de yogur de bebida vegetal, yo utilicé bebida de soja
1 vaso de yogur de aceite de oliva suave 0’4º 1 vaso de yogur de aceite de oliva suave 0’4º
2 vasos de yogur de azúcar 2 vasos de yogur de azúcar
3 vasos de yogur de harina de trigo de repostería o de harina de espelta 3 vasos de yogur de harina de trigo de repostería o de harina de espelta. Si además se quiere hacer sin gluten, en su lugar se usan 2 vasos de yogur de harina de arroz y 1 de maicena
1 sobre de levadura química de repostería 1 sobre de levadura química de repostería
La ralladura de la cáscara de medio limón (opcional) La ralladura de la cáscara de medio limón (opcional)
3 huevos 3 yemas de huevos
Un poco de margarina o aceite para engrasar el molde Un poco de margarina o aceite para engrasar el molde

Utensilios

Vaso de yogur u otro recipiente que sirva de medidor
Bol grande
Bol pequeño
Colador
Rallador
Cuchara de madera
Batidora eléctrica o manual con varilla
Molde para el bizcocho
Papel de aluminio (opcional)
Brocha de silicona
Aguja o cuchillo para pinchar el bizcocho

Paso a paso

1.  Precalentar el horno con calor arriba y abajo a 180ºC.
2. En el bol grande añadimos el azúcar y la levadura y tamizamos la harina utilizando el colador. Rallamos medio limón, lo añadimos y mezclamos un poco con la cuchara.
3. Añadimos los huevos tal cual o bien sólo las yemas. Para separar las yemas yo usé un bol a parte para ir separando y añadiéndolas una a una.
4. Incorporamos el aceite y el yogur o bebida vegetal y batimos hasta que la masa quede uniforme.
5. Untamos el molde con mantequilla o bien con aceite ayudándonos con un pincel. No es necesario, pero previamente, yo además envolví el molde con papel de aluminio, así se puede desmoldar fácilmente una vez horneado.
6. Volcamos la masa en el molde y lo introducimos al horno durante unos 30 minutos en total. Sin embargo, os recomiendo que a la mitad de la cocción miréis cómo de dorado está el bizcocho, sobretodo si sólo habéis usado las yemas de los huevos. Si veis que ya está muy dorado es mejor que lo tapéis con un trozo de papel de aluminio o especial para horno, simplemente puede ponerse por encima. ¡Muy importante! No saquéis el bizcocho del horno para taparlo o se bajará la masa al estar todavía crudo.
7. Para comprobar si está bien hecho por dentro, lo pincharemos con un cuchillo. Si éste sale manchado, lo dejaremos otros 5 minutos, tras los cuales volveremos a pinchar.
8. Para desmoldar el bizcocho es conveniente esperar a que se haya enfriado y separar primero el bizcocho de las paredes con ayuda de un cuchillo e intentando no rallar la superficie del molde.

Una vez se haya enfriado totalmente puedes decorarlo a tu gusto o simplemente comértelo tal cual!!