Tortilla de patata

La tortilla de patata es uno de los platos indispensables en mi casa: cada dos semanas cae alguna. Aunque fue mi madre la que me enseñó a hacerla, las medidas me las dio mi tío, que hace una de las mejores tortillas de patata que he probado nunca. Y no es amor de sobrina 😉

Uno de los pasos que descubrí hace poco es poner a remojo las patatas una vez cortadas en un bol grande con agua. Lo había visto en varios sitios y no sabía por qué lo hacían. Cuando decidí escribir esta receta estuve investigando un poquito para poder daros una explicación y es la siguiente: la patata se mete en agua para que suelte la fécula (o almidón). Cuanto más almidón tiene una patata, más aceite absorbe. Este paso es opcional pero yo lo hago porque no tolero muy bien las grasas y así me sienta mejor 🙂 Continuar leyendo “Tortilla de patata”